No sobrevive el más fuerte, sino el que mejor se adapta

A día de hoy el mundo está atravesando una crisis económica de la cual, aún, no se conocen sus consecuencias.

Esta situación puede acarrear miedo. Pero a raíz de este miedo puedes hacer dos cosas: lamentarte o empezar a actuar para adaptarte al nuevo mundo laboral que se avecina.

Como dice la frase hecha:  «ningún mar en calma hizo a un experto marinero».

Y como también dice el cliché: ante cada adversidad puedes encontrar una oportunidad. Y es así.

Puede que dependas de un empleo que de la noche a la mañana puede cerrar, te pueden despedir o, incluso, reducirte el sueldo que estabas ganando hasta el momento.

Lo que es cierto es que la oportunidad de hacer negocios, a pesar de la crisis, sigue estando ahí. 

La gente tiene necesidades que cubrir y está dispuesta a pagar por ello. Con lo cual, es posible conseguir a tus propios clientes y tus propios ingresos, sin depender de una empresa.

Por ejemplo, tienes la posibilidad de crear tu propio negocio. Y si lo tienes, incluso de adaptarlo al nuevo mundo que se avecina.

Entre nosotros lleva tiempo el mundo de internet. Y lo cierto es que es cojonudo.

Yo llevo tiempo pensando que cómo leches es posible que la gente no haya decidido crear su propio negocio online.

-Poca inversión inicial pues solo necesitas de un ordenador y de crear tu propia web.

-Puedes llegar a gente de todo el mundo, ya que internet no tiene límites geográficos.

-Nadie limita el sueldo que puedes ganar. Depende de lo bien que sepas montar tu negocio.

-Tú decides el tiempo que le dedicas y tu tiempo de ocio.

En fin, desde mi opinión yo veo mucha oportunidad y muy poco riesgo.

Pero también veo a mucha gente dormida que podría sacar provecho de las situaciones que ocurren a nuestro alrededor y no lo hace.

Solo veo queja sin actuar.

Y la verdad: no es necesario que para sobrevivir a esta situación tengas que ser el más fuerte.

Como bien dicta la teoría de la selección natural de Darwin, no sobrevive el más fuerte sino el que mejor se adapta.

Y tú, ¿qué piensas hacer: quejarte y quedarte como estás o adaptarte y sacar una oportunidad de esta adversidad?

PD: piensa en nuestros ancestros prehistóricos. El más fuerte no tenía que ser, de por sí, el que más posibilidades tenía de sobrevivir. Quizá era un máquina dándole golpes a diestro y siniestro a los rivales de otras tribus.

Pero si cuando había heladas no era capaz de adaptarse a la escasez de alimentos, si en época de caza no se asociaba con su clan para capturar al mamut y si cuando le atacaba un tigre dientes de sable no era capaz de subirse al árbol, de poco le serviría su fortaleza. Lo importante ahí era su capacidad de adaptación.

¿Quieres crear tu negocio online y no sabes cómo?

Puedes apuntarte, pulsando en el botón de abajo, a un curso gratuito de 24 días, en el que te cuento los pasos imprescindibles que tienes que tener en cuenta para crear tu web y empezar a conseguir tus primeros clientes.

 

2 comentarios en “No sobrevive el más fuerte, sino el que mejor se adapta”

Deja un comentario

-Responsable: Joaquín Rejón. -Finalidad: gestionar comentarios. -Legitimación: tu consentimiento. -Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (mi proveedor de hosting) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html). -Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.